[Tech Pills] Recomendaciones para la instalación de un servidor

Compártelo aquí!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuando se presenta la necesidad de instalar un nuevo servidor en nuestro CPD o sala técnica a menudo se pasan por alto elementos tan básicos como la adecuación del propio servidor.
Solemos dar por hecho que la dificultad de la instalación es la preparación y configuración del sistema operativo y las aplicaciones que irán alojadas, dejando de lado aspectos tan o más importantes como adecuación eléctrica, conexiones, administración o contingencias.
Este artículo es una guía de temas que hay que tratar y decidir antes y durante el montaje del servidor.
Espacio físico en el armario / sala técnica
• En un CPD o sala técnica bien adecuada tiene que existir un armario rack, si no existe, tener un servidor enracable se puede convertir un verdadero suplicio y un error grave para alojarlo en condiciones.
• Un armario estándar suele tener 42 U y un servidor estándar suele ocupar entre 1 a 4 U así que calcula el espacio libre que necesitas antes de comprar.
• Hoy en día casi todos los fabricantes incluyen las guías, y en algunos casos las guías son de instalación fácil (no necesitas herramientas), no te líes las guías rápidas te ayudarán a colocar el servidor de forma rápida y segura.
• Como material extra se puede adquirir un brazo extensible en la parte trasera para poder organizar mejor el cableado y cuidado con dejar cables mal colados.
• Si no se dispone de armario (o no tienes un CPD o sala técnica) la mejor opción es un servidor en formato torre.
Tener el armario bien peinado
• El tema del cableado siempre da problemas, aunque el armario tenga espacio suficiente, si no se ha llevado un correcto mantenimiento del mismo tendremos cables pasando por huecos que imposibilitan la colocación del servidor.
• A veces se producen incidencias simplemente porque al ponerlo se mueven cables de corriente o red en mal estado, cuidado por donde pasas.
Conexiones eléctricas del armario
• Otro asunto que parece obvio es el disponer suficientes conexiones eléctricas, o si el servidor tendrá o no doble fuente.
• Si no sabes que es un SAI este artículo no es para ti.
• Repartir la carga eléctrica en función de los SAIS que disponemos y redundar correctamente las conexiones, de nada sirve tener doble fuente si conectamos todo al mismo SAI o a la misma regleta. Si estas fallan el servidor caerá sin poder hacer nada.
• La potencia contratada también hay que saberla de antemano. Sobre todo si estamos en un CPD en modalidad Hosting tendremos que preguntar la carga que podemos añadir para no sobrecargar los SAIs.
Conexiones de red disponibles
• Hay que tener en cuenta cómo vamos a repartir los cables de red, cuantos necesitamos y donde los vamos a conectar.
• Si queremos redundancia real tendremos que repartir los cables entre los switches o elementos de red disponibles.
• Aunque lo menciono más adelante siempre hay que reservar una o dos bocas para las tarjetas de gestión (en el caso que las utilicemos que debería ser siempre).
• Si vamos a hacer uso del Teaming cada una de las NICs se deben repartir en switches diferentes.
• Otro error frecuente es no adecuar las tarjetas de red a la velocidad de la red, tener NICs a velocidad Gigabit y conectarlas a Switches que no dan más de 100 Mb o no haber forzado el full dúplex. Si nuestra red es Gigabit hay que asegurarse que no provocamos ningún cuello de botella.
Tarjeta de gestión/administración remotas
• Las más conocidas son las Dell iDrac y las HP iLO las dos de pago pero muy útiles cuando tenemos que gestionar los servidores en remoto.
• Es lo primero que deberíamos configurar después de enracar y encender el servidor, darles acceso a internet para licenciar el producto y probar a acceder a través de la consola remota.
• Muchas veces por no haber preparado esta aspecto tan simple (revisar nuestra versión de navegador, instalar complementos JAVA o ActiveX) tendremos que desplazarnos físicamente con la consecuente pérdida de tiempo.
Configuración del almacenamiento RAID y capacidad de ampliación de discos
• Probablemente el nuevo servidor tenga varios discos y una controladora RAID por hardware. La configuración dependerá totalmente de lo que vayamos a instalar y los procesos que debe soportar el servidor.
• Como norma general el disco de sistema deberá estar en RAID 1 (Mirroring) y los discos de aplicación en RAID 5 / 10 para tener ratios I/O superiores.
Posibilidades de ampliación del servidor
• Hemos de prever que durante la vida del servidor tengamos la necesidad de ampliar memoria, disco o CPU.
• Llegado el caso tenemos que tener claras cuáles son las capacidades del servidor para plantearse ampliar o comprar hardware nuevo.
• Sea el caso que sea, ampliar suele implicar parada de servicios e intervención en el servidor, por lo que tendremos que poder manipular correctamente en el espacio disponible.
Garantía del servidor y opciones de renovación
• No hay que olvidarse de licenciar la garantía del servidor con nuestro proveedor de hardware y adquirir la garantía necesaria.
• En entornos críticos es importante tener una garantía que nos pueda cubrir con rapidez la sustitución de la pieza y una asistencia ágil y profesional.
• Por norma general la garantía básica de cualquier servidor incluye sustitución de piezas en horario laboral los cinco días de la semana. Si nuestro entorno será crítico deberemos ampliar la garantía a 24 x 7 x 365 para cubrir cualquier eventualidad.
• El fabricante nos deberá recomendar las opciones de renovación, es habitual que la compra del hardware incluya una garantía básica de 1 a 3 años, pero después esa garantía puede ampliarse (normalmente hasta 5).

 

Hasta aquí la guía básica de instalación de un nuevo servidor. Espero vuestros comentarios para ampliar o mejorar la información aportada en el artículo. Saludos!

Deja un comentario